Floristería en Añover de Tajo (Toledo) - Calle Fernando VI, 17 flores.patry@gmail.com Información y pedidos: 925 506 801 - 650 523 062

COLOCASIA ESCULENTA ‘BLACK MAGIC’

Sinonimia: Colocasia ‘Black Magic’

Arum – Taro – Taro negro

Este género que cuenta con sólo poco más de una veintena de especies, pertenece a la gran familia de las Araceae.

Todas ellas procedentes de zonas de climas tropicales, donde nunca les falta la humedad ambiental dado que las precipitaciones son algo cotidiano y durante todas las estaciones del año.

Las Colocasias es poco común encontrarlas a la venta, sólo factible en algunos viveros muy especializados.

Esto no debe entenderse como que se trata de una especie delicada, simplemente son plantas que requieren de una buena dosis de humedad constante.

Esta especie en particular no es demasiado frecuente verla en jardines usuales, pero sí en jardines botánicos.




Sucede lo mismo con la misma especie de follaje de color verde, la Colocasia esculenta, pero quizás esta sea algo más común.

A su hermoso follaje en forma de corazón con los bordes delicadamente ondulados, se le une unos impresionantes peciolos robustos, muy largos, de naturaleza carnosa, color púrpura profundo casi negro, que soportan las aterciopeladas hojas.

Precisamente sus hojas de textura aterciopelada hace que se tenga que tener mucho esmero a la hora de regarla.

Mojar de modo asiduo el follaje hace que se acaben manifestando las manchas típicas que deja la cal del agua.

Es preferible no mojarlas, pulverizar toda la zona alrededor de la planta sin que el agua se pose sobre la superficie.

Si eso sucede será necesario sacudir suavemente las hojas para eliminar el exceso de líquido.

Patricia López Diseño Floral - Floristería en Añover de Tajo

Foto de: https://www.gardenia.net/

Será feliz en una zona sombreada y fresca del jardín al abrigo del viento y del sol directo. Requiere de suelos forzosamente húmedos en todo momento, más aún en la estación estival.

Por lo tanto, hay que ser verdaderamente generoso y regular a la hora de regarla, dado que tiene escasa tolerancia a la falta de agua y a los entornos secos.

En el momento que la humedad ambiental sea insuficiente, los bordes de las hojas se secan rápidamente, dando un antiestético aspecto a la planta desmejorándola a todas luces.

Para cultivarla en un contenedor hace falta cambiar cada año a uno mayor, hasta que sea el definitivo que debe ser de un buen tamaño, ya que los rizomas tuberosos son grandes y necesitan de espacio.

Puede permanecer en una maceta hasta que su tamaño lo permita, luego, es mejor plantarla en suelo. Hay que considerar que su predilección por los medios acuosos la hace inmejorable para bordear un estanque sombreado.

En entornos de humedad elevada como los estanques, la planta puede crecer desmesuradamente y convertirse en invasora, entorpeciendo el crecimiento de otras plantas cercanas.

Pero eso sólo es probable después de años cultivada. En caso de que eso suceda es mejor acortar su crecimiento o expansión.

La floración es la típica de la familia Araceae, pero es difícil que lo haga, en interior no lo hace jamás.

Dividir la planta es la opción más sencilla de llevar a cabo al final del invierno o principios de la primavera.

La operación permite hacerse con varios ejemplares seccionando el rizoma tuberoso.

Vía: plantayflor.blogspot.com.es/ – Autor: Carmen Pereira

 

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: