Floristería en Añover de Tajo (Toledo) - Calle Fernando VI, 17 flores.patry@gmail.com Información y pedidos: 925 506 801 - 650 523 062

CROCUS VERNUS

Sinonimia: Crocus albiflorus – Crocus caeruleus

Azafrán silvestre – Crocus holandés

El Crocus no se alza más allá de lo 10 cm de altura, pero eso no resta ni un ápice a la belleza de sus delicadas flores.

Pertenece a la familia de las Iridaceae, con más de 2000 especies cuenta con ser una de las familias más importantes dentro de la floricultura.

No es difícil ver las flores de esta bulbosa en prados creciendo de manera libre y o bien en zonas ajardinadas dando un hermoso y alegre toque de color.

Cada pequeño cormo produce uno o varios tallitos de los que surgen un pequeño número de largas y estrechas hojas erguidas de color verde intenso, con una línea blanca en el centro que jalona toda la hoja.

La flor tiene forma de cáliz y para abrirse necesita de mucho sol o al menos de una luz intensa, por la noche la flor se cierra.

Las anteras son de un color anaranjado intenso, que destaca siempre en cualquier variedad de la gamas de colores de los que disfruta esta modesta planta.




Se plantan en otoño y hacia inicios de la primavera ya suele mostrar sus primeras flores.

Son muchos los colores en que se puede encontrar la Crocus, entre otros está el amarillo, púrpura, blanco, azul, morado, etc.

Para que muestre su mayor y espectacular belleza se puede colocar en una misma maceta o jardinera varios bulbos de crocus de diferentes colores.

Otra fórmula muy decorativa y vistosa es la mezcla de diferentes bulbosas cuya floración se ocasione al inicio de la estación primaveral, como: tulipanes, jacintos, narcisos, allium, muscaris, iris. En este caso el resultado será aún más llamativo.

Patricia López Diseño Floral - Floristería en Añover de Tajo

Foto de: https://identify.plantnet.org

Es importante suministrarle un suelo con un buen drenaje, que permanezca siempre húmedo pero no mojado.

Esta bulbosa no solo soporta muy bien el frío, sino que lo necesita para florecer.

Acabada la floración del Crocus hay que seguir regando y abonando con normalidad hasta que sus angostas hojas amarilleen y acaben por secarse, es entonces cuando se deja de regar por completo.

Los bulbos se sacan del contenedor y se guardan en un lugar seco hasta la temporada siguiente.

Los que permanecen en la tierra del jardín por lo general florecen un poco antes.

También pueden permanecer en la misma maceta o contenedor en el que se encuentren, siempre que se mantengan secos.

Los bulbos adultos van produciendo pequeños bulbillos que se puede separar del bulbo adulto para hacerse con nuevas plantitas.

Se plantan a unos 12 cm de profundidad y 2 dos y 3 cm de distancia.

Vía: plantayflor.blogspot.com.es :-: Autor: Carmen Pereira

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: