Floristería en Añover de Tajo (Toledo) - Calle Fernando VI, 17 flores.patry@gmail.com Información y pedidos: 925 506 801 - 650 523 062

ELAEAGNUS X EBBINGEI ‘LIMELIGHT’

Sinonimia: Elaeagnus X ebbingei

Nombre común: Eleagno – Olivo silvestre

Se trata de un vigoroso arbusto producto del cruce entre dos especies del género.

El follaje tiene una naturaleza perenne, pero puede perderlo con temperaturas muy bajas.

Es de pequeña envergadura, pero dará como resultado un excelente elemento para hacer de frontera o cobertura en cualquier jardín soleado.

Forma matas redondeadas densamente cubiertos de hojas íntegramente de color verde grisáceo en el caso de la variedad Elaeagnus x ebbingei o de follaje variegado de la Elaeagnus X ebbingei ‘Limelight’.

El género se encuentra relacionado con la familia de las Elaeagnaceae, que acoge numerosas especies que toleran terrenos con altas concentraciones de salinidad.


Las posiciones de pleno sol son las más idóneas pero acepta algo de sombra parcial, aunque siempre luminosa que refuerce el variegado de sus hojas.

Las plantas maduras tienen una excelente tolerancia a sequías tenaces, pero en un medio con un riego cuidadoso y regular crecerá rebosante de vitalidad.

Se desarrolla sin ningún contratiempo a los ambientes salinos propios de los ambientes marinos, esto hace que sea una buena planta para tener en cuenta en para zona ajardinadas cercanas al litoral.

Los leñosos tallos portan hojas de manera alterna, éstas son ovaladas, coriáceas, de color amarillo limón y bordes irregularmente teñidos de verde oscuro, mientras que la parte inferiores es totalmente de color avellana.

Ambas superficies de las hojas están ligeramente cubiertas con una especie de diminutas escamas.

Patricia López Diseño Floral - Floristería en Añover de Tajo

Foto de: https://www.ashwoodnurseries.com

Entre finales del verano y comienzos del otoño aparecen las minúsculas flores de color blanco cremoso, cuya presencia puede pasar desapercibida debido a su escaso tamaño y a que el color de las mismas se confunde con la tonalidad del follaje.

La floración emana una fragancia poco intensa pero agradable.

Conviene regarla de manera comedida, incluso en verano se debe regar en profundidad y no regar de nuevo hasta que el suelo aparezca seco.

Al final del otoño o bien al comenzar la primavera se puede realizar una poda suave, consistente en ajustar el crecimiento de todos sus tallos para armonizar el conjunto.

Los tallos débiles, secos o en mal estado, se deben desechar aprovechando la ocasión de la poda.

Vía: plantayflor.blogspot.com.es :-: Autor: Carmen Pereira

 

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: