Floristería en Añover de Tajo (Toledo) - Calle Fernando VI, 17 flores.patry@gmail.com Información y pedidos: 925 506 801 - 650 523 062

ANÉMONA DE JARDÍN

 

Patricia López Diseño Floral - Floristería en Añover de TajoSu nombre científico es Anemone coronaria y es conocida por los siguientes nombres comunes: Anémona de jardín, Anémonas, Coronaria, Anémona de los jardines.
Pertenece a la familia de las Ranunculáceas y su origen es la cuenca del mediterráneo aunque proceden de las montañas de China y Japón.
Es una planta herbácea, muy florífera, de 15 a 25 cm de altura, se distinguen por sus espléndidas flores de colores pálidos.
Patricia López Diseño Floral - Floristería en Añover de TajoSu época de floración es en primavera. Aunque hay anémonas de flor de primavera, de flor de otoño y especies mediterráneas, que florecen en el invierno como plantas de interior y en verano al aire libre.
Hay muchas variedades de jardín:
Las especies más importantes de Anémona son Anemona blanda y Anemona coronaria (Series de Caen y Santa Brígida).
De Francia, la «Anémona de Caen», echan flores grandes y de lindos colores.
De Irlanda proceden las «Anémonas de Santa. Brígida», de flores semillenas y estrechos pétalos.
Aptas para balcón.


Patricia López Diseño Floral - Floristería en Añover de Tajo
Luz
Desde semisombra a umbrío, con luz solar directa durante la mañana.
Patricia López Diseño Floral - Floristería en Añover de TajoTemperaturas
Si hay heladas fuertes, habrá que cubrirla.
Humedad
Prefiere atmósfera húmeda.

Patricia López Diseño Floral - Floristería en Añover de TajoPlantación Anemone coronaria

Los pequeños bulbos se plantan a 5 cm de profundidad a mediados de otoño, en la tierra del jardín o en macetas para poder entrarlas en casa cuando empiecen a florecer.
Riego frecuente, no abundante, más o menos diariamente, de modo que el suelo esté constantemente fresco, pero no impregnado de agua. Nunca debe estar muy seca.
Patricia López Diseño Floral - Floristería en Añover de TajoAl cabo de algunos años deberá reemplazar los tubérculos, ya que tienden a debilitarse.
Resistente a plagas y enfermedades, salvo a pulgones y caracoles.
Multiplicación

Mediante división de los rizomas o por semillas.

Conservar los rizomas en arena o turba.
Plagas y enfermedades de Anémona (Anemona coronaria).
 

Enfermedades de Coronaria

Manchas y moteados en las hojas
Distintos hongos como Phyllosticta, Septoria, Cercospora, etc. Si se precisa, proteger con fungicida.
Carbón o Tizón
Tallos y hojas aparecen deformadas y con pústulas, de las cuales se desprende un polvillo negro formado por las esporas del hongo (Urocystis anemonae). Cortar y quemar.
Mildiu
En el envés de la hoja aparece en condiciones de humedad favorable un fino moho blanco (Plasmopora pygmaea). Por el haz, las hojas amarillean y más tarde toman un color pardo. Tratamientos cobre o zineb. Evita mojar las hojas.
Podredumbre de los rizomas
Puede ser producida por los hongos Sclerotinium o Corticium, hongos del suelo que causan la muerte. Arrancar y quemar las plantas enfermas, cuidando de no dejar restos del rizoma y desechando también la tierra que lo rodea.
Oidio
Capa de moho blanquecino que provoca el amarilleo y seca de las hojas. Si no se combate, puede llegar a invadir toda la planta, causándole la muerte. Son particularmente graves los ataques durante el otoño. Tratamiento con fungicida antioidio, por ejemplo, Azufre.
Moho gris
 
El ambiente caluroso y húmedo puede favorecer Botrytis cinerea.
Virosis
Varios virus pueden infectar a las Anémonas. Arrancar y quemar porque no tiene cura.
Patricia López Diseño Floral - Floristería en Añover de Tajo
Plagas
Pulgones
Chupan savia y debilitan a la planta.
Nematodos
Meloydogine causa abultamientos o agallas en raíces. Las hojas amarillean y la planta se marchita. Cambiar la tierra o sustrato por otra que no esté infestada de nematodos. Los tratamientos con productos químicos que se adicionan al terreno tienen una eficacia relativa y su uso no está muy indicado para aficionados.
Gusanos grises
 
Las orugas Agrostis y otras mariposas nocturnas, vulgarmente llamadas «rosquillas», causan destrozos en las anémonas.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: