Floristería en Añover de Tajo (Toledo) - Calle Fernando VI, 17 flores.patry@gmail.com Información y pedidos: 925 506 801 - 650 523 062

ANÉMONA DE JARDÍN

 

Su nombre científico es Anemone coronaria y es conocida por los siguientes nombres comunes: Anémonas de jardín, Anémonas, Coronaria, Anémona de los jardines.
Pertenece a la familia de las Ranunculáceas y su origen es la cuenca del mediterráneo aunque proceden de las montañas de China y Japón.
Es una planta herbácea, muy florífera, de 15 a 25 cm de altura, se distinguen por sus espléndidas flores de colores pálidos.
Su época de floración es en primavera. Aunque hay anémonas de flor de primavera, de flor de otoño y especies mediterráneas, que florecen en el invierno como plantas de interior y en verano al aire libre.
Hay muchas variedades de jardín:
Las especies más importantes de Anémona son Anemona blanda y Anemona coronaria (Series de Caen y Santa Brígida).
De Francia, la “Anémona de Caen”, echan flores grandes y de lindos colores.
De Irlanda proceden las “Anémonas de Santa. Brígida”, de flores semillenas y estrechos pétalos.
Aptas para balcón.


Luz
Desde semisombra a umbrío, con luz solar directa durante la mañana.
Temperaturas
Si hay heladas fuertes, habrá que cubrirla.
Humedad
Prefiere atmósfera húmeda.
Plantación
Los pequeños bulbos se plantan a 5 cm de profundidad a mediados de otoño, en la tierra del jardín o en macetas para poder entrarlas en casa cuando empiecen a florecer.
Riego frecuente, no abundante, más o menos diariamente, de modo que el suelo esté constantemente fresco, pero no impregnado de agua. Nunca debe estar muy seca.
Al cabo de algunos años deberá reemplazar los tubérculos, ya que tienden a debilitarse.
Resistente a plagas y enfermedades, salvo a pulgones y caracoles.
Multiplicación

Mediante división de los rizomas o por semillas.

Conservar los rizomas en arena o turba.
Plagas y enfermedades de Anémona (Anemona coronaria).
 
ENFERMEDADES
Manchas y moteados en las hojas
Distintos hongos como Phyllosticta, Septoria, Cercospora, etc. Si se precisa, proteger con fungicida.
Carbón o Tizón
Tallos y hojas aparecen deformadas y con pústulas, de las cuales se desprende un polvillo negro formado por las esporas del hongo (Urocystis anemonae). Cortar y quemar.
Mildiu
En el envés de la hoja aparece en condiciones de humedad favorable un fino moho blanco (Plasmopora pygmaea). Por el haz, las hojas amarillean y más tarde toman un color pardo. Tratamientos cobre o zineb. Evita mojar las hojas.
Podredumbre de los rizomas
Puede ser producida por los hongos Sclerotinium o Corticium, hongos del suelo que causan la muerte. Arrancar y quemar las plantas enfermas, cuidando de no dejar restos del rizoma y desechando también la tierra que lo rodea.
Oidio
Capa de moho blanquecino que provoca el amarilleo y seca de las hojas. Si no se combate, puede llegar a invadir toda la planta, causándole la muerte. Son particularmente graves los ataques durante el otoño. Tratamiento con fungicida antioidio, por ejemplo, Azufre.
Moho gris
 
El ambiente caluroso y húmedo puede favorecer Botrytis cinerea.
Virosis
Varios virus pueden infectar a las Anémonas. Arrancar y quemar porque no tiene cura.
PLAGAS
Pulgones
Chupan savia y debilitan a la planta.
Nematodos
Meloydogine causa abultamientos o agallas en raíces. Las hojas amarillean y la planta se marchita. Cambiar la tierra o sustrato por otra que no esté infestada de nematodos. Los tratamientos con productos químicos que se adicionan al terreno tienen una eficacia relativa y su uso no está muy indicado para aficionados.
Gusanos grises
 
Las orugas Agrostis y otras mariposas nocturnas, vulgarmente llamadas “rosquillas”, causan destrozos en las anémonas.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: