Floristería en Añover de Tajo (Toledo) - Calle Fernando VI, 17 flores.patry@gmail.com Información y pedidos: 925 506 801 - 650 523 062

EPIMEDIUM X RUBRUM

Nombre común: Sombrero de obispo

Hay que valorar el excelente resultado que ofrece como cubierta vegetal en jardines sombreados y frescos.

Poco más de 60 especies forman este género que pertenece a la familia de las Berberiadaceae.

Es una herbácea rizomatosa que forma espaciososo montículos de baja altura y poblados densamente por un follaje lozano y tierno.

Se manifiesta como una planta  de crecimiento ágil y atenciones sencillas. Lo ideal es que forme parte de bordillos de caminos o para cubrir con ella zonas desnudas a la sombre de árboles o arbustos.

Puede prosperar en una jardinera pero tendrá que ser bien espaciosa o no se encontrará a gusto y repercutirá en su desarrollo.

Su apariencia puede dar la impresión de ser una planta delicada, pero cuando está bien establecida es capaz de tolerar incluso algo de sequía.

El follaje que va surgiendo es de color verde esmeralda con los márgenes granate; a medida que las hojas maduran adquieren una tonalidad bronce rojizo que se mantiene hasta el invierno.

Las hojas son grandes y tienen una forma largamente acorazonada, bordes ondulados y cubiertos por finos pelillos.

Su floración se produce hacia mediados de la primavera y lo hace en numerosos racimos de tallos muy delgados que dejan las flores suspendidas.

Las flores tienen una aspecto singular, posee cuatro sépalos abiertos en pico (Cruciforme), de color rosa púrpura que acogen a los cuatro pétalos blancos algo más pequeños. En el centro de la flor aparecen los estambres amarillos.

Un poco de sol de las primeras horas del día le favorece sobremanera, pero el resto del tiempo es necesario que se mantenga a la sombre o se puede quemar si el sol es demasiado ardiente.

Es importante que cuente con un suelo que sea capaz de eliminar fácilmente el sobrante de agua, con un sustrato suelto y fértil.

Pese a que las plantas maduras son capaces de sobrellevar algo de sequía, es mejor no descuidar el riego y permitir que el terreno conserve siempre cierta humedad.

Un fertilizante de liberación lenta se debe emplear al inicio de la temporada, o bien uno líquido quincenalemente.

En Asia se emplea tradicionalmente como remedio para diferentes males. Se dice que algunas de las plantas que configuran el género tienen propiedades afrodisiacas.

La forma más sencilla de obtneer nuevas plantas es a través de la división de lso ejemplares más dilatados, esto se realiza en otoño.

Puede hacerse tantas fracciones como el tamaño de la planta permita. También se puede propagar rápidamente por rizomas subterráneos.

Vía: http://plantayflor.blogspot.com.es/
Autor: Carmen Pereira

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: