Floristería en Añover de Tajo (Toledo) - Calle Fernando VI, 17 flores.patry@gmail.com Información y pedidos: 925 506 801 - 650 523 062

EUPATORIUM RUGOSUM

Es una planta que gusta de ambientes húmedos parcialmente sombreados que semejen a su lugar de procedencia, donde se la localiza en humedales, prados boscosos y en lugares cercanos a ríos o arroyos.

En el jardín se manifiesta muy interesante para la formación de pequeños macizos o para cubrir la base de pequeños árboles o plantas altas.

Es conocida por el nombre de Serpentaria blanca y está integrada en la familia de las Asteraceae, también denominada Compositae.

Resulta una planta de moderada altura, muy ramificada, cuando se cultiva en suelo no acostumbra a superar los 1,5 m. de altura, aunque logra establecer matas amplias capaces de conformar densas colonias.

Es uan planta perfecta para grandes contenedores y emplazarlos en patios o terrazas que disfruten de temperaturas frescas y con una orientación libre de sol, sobre todo en los meses más calurosos del año.

Se adapta a todos los suelos de jardín, pero prospera, sobre todo, en un suelo bien abonado y húmedo. En el jardín es preferible que se disponga en zonas umbrosas, donde árboles o plantas más altas la protejan del sol que puede llegar a quemarla, o del fuerte viento que arruine su evolución.

Forma matas informales con delgados y largos tallos que tienden a abrirse o a desplomarse por el peso del follaje y que son incapaces de mantenerse erguidos; si éstos crecen demasiado necesitarán de un apoyo o de una guía conductora.

Las suaves hojas están sujetas por un peciolo más bien largo, son lanceoladas acabadas en una punta prominente, de color verde algo desvaído en el haz y bastante pálido en el envés, los márgenes están fuertemente aserrados.

La floración emerge en el extremo de los tallos, cada inflorescencia porta numerosas pequeñas cabezas florales, de las cuales y de cada una surgen de 10 a 20 flores de color blanco.

Florece hacia mediados de verano y las flores continuan apareciendo hasta bien entrado el otoño. Las matas florecidas muestran un aspecto tremendamente curioso, a causa de que las flores ofrecen una apariencia tan esponjosa que semejan bolitas de algodón suspendido en el aire.

Teniendo en cuenta que es una planta que prefiere los suelos húmedos, habrá que regar en profundiad de forma que el sustrato se mantenga con una moderada humedad. En verano o en regiones calurosas los riegos se harán con más abundancia y cada pocos días.

Tanto el follaje como los tallos son altamente tóxicos, por lo que hay que observar un especial cuidado con los niños, manteniéndolos alejados de la planta y no dejar que la manoseen y menos aún que se la lleven a la boca. Vigilar también que las mascotas no puedan mordisquear cualquier parte de la planta.

La tarea de propagarla se realiza en primavera; no ofrece demasiados problemas mediante semillas y aún de forma más simple dividiendo la planta.

Via: www.plantayflor.blogspot.com.es

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: