Floristería en Añover de Tajo (Toledo) - Calle Fernando VI, 17 flores.patry@gmail.com Información y pedidos: 925 506 801 - 650 523 062

DELOSPERMA ECHINATUM

 

Nombre botánico: Delosperma echinatum
 
Otros nombres: Delosperma pruinosum – Mesembryanthemum echinatum
 
Familia: Aizoaceae
 
Origen: Sudáfrica
 
Cualidad: Se distingue por su fácil cuidado y apariencia poco habitual. Crece mejor en suelos arenosos con una humedad muy moderada.
 
Condición: Perenne



 

Descripción: Forma matas menudas con tendencia postrante. De sus delgados tallos surgen las pequeñas hojas gruesas, suculentas y redondeadas que crecen enfrentadas. Tanto las hojas como los tallos están recubiertos de manera uniforme de pequeñas protuberancias redondeadas a modo de ampollas rellenas de agua. Los tallos y hojas cuentan con pelillos blancos que la recubren de forma desigual.
 
Disponer: Por su pequeño porte colgante es ideal para cultivar en una maceta colgante. Se acomoda bien a crecer entre huecos de rocas.
 
Periodo de floración: Florece hacia mediados de la primavera y puede seguir haciéndolo de forma esporádica hasta bien comenzado el verano.
 
Flor: Las flores aparecen de modo solitario en los extremos de los tallos, son pequeñas y con multitud de finos pétalos de color blanco amarillento.
 
Situación: Es preferible disponerla a pleno sol para que la planta se encuentre a gusto, no obstante admite situaciones de sombra luminosa. Para florecer necesita sol, cosa que no se presentará si se encuentra en una zona sombreada.

 

 

Singularidad: Esta planta está adaptada para soportar largos periodos de sequía, el líquido que almacena en las hojas es lo que ayuda a la planta a sobrellevar la sequedad.
 
Riego: Tiene una necesidad de agua bastante moderada en época de calor, muy limitadas durante el otoño y apenas requiere de riegos durante el invierno.
 
Cuidados especiales: Guarda la resistencia de las plantas suculentas y como todas, la única cosa que puede hacer que sucumba de forma precipitada es regarla en exceso.
 
Abonado: No es adecuado fertilizarla en demasía, por lo que un abonado al mes con un fertilizante para plantas suculentas será suficiente. A partir del comienzo del otoño hay que dejarla descansar y no abonarla en absoluto.
 
Curiosidades: Las plantas adultas tienden a producir hojas dejando espacios en el tallo entre el nacimiento de un par y el siguiente.
 
Reproducción: Su reproducción puede realizarse mediante esquejes y no representa ningún problema. Otra opción es por semillas que germinan con rapidez. Lo ideal es hacerlo durante la primavera.
 
Vía: http://plantayflor.blogspot.com.es/
Autor: Carmen Pereira

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: