Floristería en Añover de Tajo (Toledo) - Calle Fernando VI, 17 flores.patry@gmail.com Información y pedidos: 925 506 801 - 650 523 062

ERYSIMUM SCOPARIUM

 

Nombre botánico: Erysimum scoparium
 
Otros nombres: Erysimum albescens
 
Nombre común: Alhelí del Teide
 
Familia: El género Erysimum posee alrededor de 220 especies que pertenecen a la famlia de las Brassicaeae.
 
Origen: El área natural de distribucción de este Alhelí se encuentra limitada a las Cañadas del Teide y La Palma en las Islas Canarias.
 
No obstante, se puede localizar fuera de Canarias en algún jardín botánico como el Jardín Botánico de Sóller, en la isla de Mallorca.
 
Cualidad: Las matas bien establecidas tienen una gran capacidad de resistencia al sol y a la sequía. 


 
Condición: Perenne.
 
Descripción: Se trata de un matorral redondeado de pequeño tamaño con un alagre floración de gran parecido al Alhelí.
 
Las hojas son estrechas y alargadas, lanceoladas, de color verde brillante y con ambas caras cubiertas de finos pelillos.
 
Disponer: La mejor ubicación se encuentra en el suelo pero dado su moderado tamaño se puede plantar en macetas o jardineras.
 
Periodo de floración: Invierno.
 
Flor: La floración aparece en numerosas espigas densamente colmadas de flores de cuatro pétalos, dispuestas en racimos en la cima del tallo.
 
Singularidad: En su lugar de origen es polinizada por la Anthophora alluadii, una abeja endémica también de las Islas Canarias.
 
Apunte: Las flores van cambiando de color a lo largo de su duración, pasando de forma gradual del blanco la púrpura.
 
Tal circunstancia hace que en la mata se encuentren a la vez flores en diferentes fases de colorido.
 
Esta conducta se debe a que el color púrpura resulta más visible y atractivo para su polinizador y hace el papel de “reclamo” para que a la postre sean las flores blancas las polinizadas dado que su cantidad de polen es mayor.

 

 

Situación: Pleno sol, aunque admite ubicaciones algo sombreadas.
 
Riego: En ningún momento hay que permitir que el suelo se mantenga empapado, su resistencia le lleva a soportar la sequía pero no así el encharcamiento insisitente.
 
Cuidados especiales: Ninguno en particular, sólo que si se deja el crecimiento de la planta a su suerte puede verse algo descuidada, en cambio a poco que se le ofrezca un insignificante cuidado mostrará una apariencia resplandeciente.
 
Abonado: Apenas apreciable.
 
Frutos: Al finalizar la floración aparecen unos frutos largos y estrechos o silicuas peludas de varios cm. de longitud.
 
Curiosidades: El único inconveniente de esta atractiva planta se ciñe a la escasa probabilidad de encontrarla a la venta en viveros.
 
Reproducción: Mediante semillas es la fórmula más sencilla y eficaz para hacerse con nuevas plantas.
 
Vía: http://plantayflor.blogspot.com.es/
Autor: Carmen Pereira

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: