Floristería en Añover de Tajo (Toledo) - Calle Fernando VI, 17 flores.patry@gmail.com Información y pedidos: 925 506 801 - 650 523 062

EUPHORBIA RITCHIEI

 

Nombre botánico: Euphorbia ritchiei
 
Otros nombres: Monadenium ritchiei
 
Familia: Euphorbiaceae
 
Origen: Kenia
 
Cualidad: Es de ciudados sencillos pero su crecimiento es bastante pausado.
 
Condición: Planta perenne de follaje caduco.
 
Descripción: Es una planta suculenta de pequeño tamaño que forma un tallo recto, corto y muy grueso, de superficie cubierta de unas protuberancias cónicas y simétricas en cuyos ápices surgen las hojas.
 
Las hojas son carnosas, ovaladas, carentes de peciolos y de color verde profundo. Las areolas puede presentar varias espinas cortas. Cuando la planta va madurando aparecen nuevos tallos que llegan a formar un amplio conjunto.


 
Disponer: En suelo de pequeños jardines rocosos o en contenedores.
 
Periodo de floración: Hacia mediados de otoño.
 
Flor: Las flores son tremendamente pequeñas protegidas por brácteas de color rosáceo. De la floración puede decirse que es singular, pero ornamentalmente poco relevante y muy efímera. Guarda la curiosa característica de inflorescencias en ciatios, propia del género de las Euphorbias.
 
Situación: Es preferible situarla en un lugar muy luminoso, mejor si cuenta con algo de sol tamizado. Las exposiciones continuadas de sol intenso puede hacer que adquiera un color rojizo.

 

 

Riego: Durante los periodos calurosos se debe regar con precaución, mejor quedarse cortos que pasarse dado que las raíces se pudren con suma facilidad.
 
Singularidad: Su cuerpo rechoncho le da la capacidad suficiente para soportar sin problema periodos prolongados de sequía. Tiene buena tolerancia al calor pero ninguna al frío.
 
Plagas: La araña roja es la plaga más común que puede afectarle.
 
Cuidados especiales: La planta inicia un periodo de inactividad o descanso durante el invierno, en ese tiempo no requiere de ningún riego, en todo caso unas gotas de vez en cuando si las temperaturas son muy altas.
 
Abonado: Cantidades insignificantes de fertilizante para cactus de tanto en tanto.
 
Curiosidades: Incluso las plantas más pequeñas disfrutan de unas raíces cortas pero poderosas. Posee el mismo rasgo característico de las Euforbias: todas las partes de la planta son venenosas si se ingieren.
 
Reproducción: El modo más sencillo de hacerse con nuevos ejemplares es tomar los vástagos que surgen alrededor del tallo materno.
 
Vía: http://plantayflor.blogspot.com.es/
Autor: Carmen Pereira

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: