Floristería en Añover de Tajo (Toledo) - Calle Fernando VI, 17 flores.patry@gmail.com Información y pedidos: 925 506 801 - 650 523 062

LA FREESIA EN EL JARDÍN

 

La Freesia en el jardín entra en el grupo denominado ‘bulbosas de otoño’. Este grupo lo componen diferentes especies de bulbosas que se plantan en el jardín durante el periodo otoñal, vegetan durante el invierno, son disfrutadas sus floraciones durante la primavera y permanecen en reposo vegetativo durante el verano en el caso de climas como el de España.
 
Por lo tanto, la Freesia florece durante los meses de febrero hasta mayo según las características climatológicas de la zona. Durante este periodo son una de las flores que pueden alegrar el jardín, teniendo en cuenta que es una de las primeras en florecer.


 
La Freesia se recomienda plantarse en grupos en jardineras o directamente en el suelo. El lugar elegido será preferiblemente en una zona con sombra a las horas de mayor calor para proteger mejor sus delicadas flores. Vegetan muy bien en suelos ricos en materia orgánica por lo que deberíamos incorporar un substrato turboso al terreno en el caso de ser muy arenoso.
 
La plantación se recomienda en grupo, separados unos 10 centímetros entre cada unidad y la profundidad de plantación debe de ser sobre el doble de la altura de sus ‘cormos’. Esto será de cuatro a ocho centímetros. Tras su plantación con la precaución de que las yemas queden orientadas correctamente hacia el exterior, se regará abundantemente y se tendrá la precaución de que estos sean frecuentes hasta que broten correctamente.

 

 

Tras la brotación, las Freesias agotarán sus reservas del ‘cormo’ y será recomendable abonarlas con un fertilizante equilibrado a la dosis recomendada por el fabricante.
 
Durante su floración, se podrá disfrutar de su gran cantidad de colores en función de sus variedades plantadas en el jardín, o también podrán ser cortadas para disfrutarlas como flor cortada en el interior del hogar, disfrutando así de su apreciado aroma.
 
Ya en el verano, las Freesias entrarán en reposo vegetativo, distanciaremos los riegos y cuando su follaje se seque, se desenterrarán los ‘cormos’ y se conservarán libres de sus hojas en un ambiente seco y fresco hasta el otoño, en que volverán nuevamente a ser plantados.
 
Vía: http://www.floresyplantas.net/

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: